Señora tomando sopa

Detrás del vaho blanco está el orden, la invitación o el ruego,
cada uno encendiendo sus señales,
centelleando a lo lejos con las joyas de la tentación o el rayo del peligro.
Era una gran ventaja trocar un sorbo hirviente por un reino,
por una pluma azul, por la belleza, por una historia llena de luciérnagas.
Pero la niña terca no quiere traficar con su horrible alimento:
rechaza los sobornos del potaje apretando los dientes.
Desde el fondo del plato asciende en remolinos oscuros la condena:
se quedará sin fiesta, sin amor, sin abrigo,
y sola en lo más negro de algún bosque invernal donde aúllan los lobos
y donde no es posible encontrar la salida.
 
Ahora que no hay nadie,
pienso que las cucharas quizás se hicieron remos para llegar muy lejos.
Se llevaron a todos, tal vez, uno por uno,
hasta el último invierno, hasta la otra orilla.
Acaso estén reunidos viendo a la solitaria comensal del olvido,
la que traga este fuego,
esta sopa de arena, esta sopa de abrojos, esta sopa de hormigas,
nada más que por puro acatamiento,
para que cada sorbo la proteja con los rigores de la penitencia,
como si fuera tiempo todavía,
como si atrás del humo estuviera la orden, la invitación, el ruego.

 

 

Poema de Olga Orozco, en conmemoración al reciente aniversario de la primera publicación de la tira cómica argentina del humorista gráfico Quino: Mafalda.

 
Mafalda y la sopa de Quino
 

Y porque a los chicos de hoy sí nos gusta la sopa, una receta de Maru Botana:

 
 

Sopa de champiñones

 

Lleva 8 minutos de cocción y rinde 4 porciones.

 

Ingredientes
 
100 grs de manteca
1 cebolla
350 grs de champiñones
900 cc de caldo de gallina
Sal y pimienta, a gusto

 
sopa de otoño ilustración de marie desbons

Preparación
 
En una cacerola derretir la mitad de la manteca a fuego mediano y añadir la cebolla cortada en pluma.
 
A fuego suave rehogarla hasta que quede tierna y transparente; y luego añadir los champiñones fileteados y el resto de la manteca.
 
Cocinar por 8 minutos, vigilando que la cebolla no se dore demasiado, e incorporar el caldo de gallina.
 
Cuando rompa el hervor, inmediatamente bajar la llama y dejar cocinar durante una hora.
 
Retirar del fuego, esperar 5 minutos a que enfríe y recién en ese momento, con mixer dentro de la misma olla o pasando la preparación a una licuadora, procesar hasta que todo quede líquido.
 
Volver la sopa al fuego, condimentar con sal y pimienta; y mantenerla caliente hasta el momento de servir.

 
sopa de champignnoes fotos de loving it vegan
 

Fuentes: el poema de Olga Orozco está publicado en Eterna Cadencia, la tira de Mafalda está publicada en Historieteca.com.ar, la ilustración es de Marie Desbons y se titula “Soupe d’automne”, la receta está publicada en Marubotana.tv, las fotos son de Lovingitvegan.com.

 
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *